jump to navigation

Integración Regional

Cuando hablamos de Integración Regional, debemos hacerlo con precisión. Para nosotros, la Integración Regional, consiste en que los países de la región cedan porciones o aspectos de su soberanía a una organización supranacional. Esta es exactamente la base de la integración europea. Si NO hay cesión real de soberanía NO hay integración, se trata de una Union Aduanera mas o menos imperfecta como es el MERCOSUR.

En el actual contexto latinoamericano, ningún presidente o jefe de estado de la región quiere siquiera comenzar a hablar de ceder soberanía. Todavía estamos en el estadio en que se lucha por ella y la soberanía territorial es un elemento que no se puede cuestionar.

A pesar de esta indisposicion a ceder soberanía a un organismo supranacional integrador latinoamericano, los países y sus gobiernos han cedido enormes porciones de su soberanía, aunque en este caso, ha sido en general a enormes conglomerados privados transnacionales. Por ejemplo en la explotación de los recursos naturales. Que pasa con la soberanía de un país cuando quiere aplicar una regalía a la explotación de sus recursos naturales y sencillamente no lo puede hacer porque no resiste la presión de quien explota el recurso? o cuando no pueden ejercer el control en areas en que la explotacion se vuelve destructiva?

Para avanzar en la verdadera integración regional, se podría comenzar cediendo algunas porciones de soberanía que no generarían grandes inconvenientes ni suscitarían discusiones imposibles de sostener para muchos presidentes latinoamericanos. Por ejemplo el libre transito y radicación en cada uno de los países por parte de ciudadanos de los demás países miembros.

Algunas discusiones interesantes:

MERCOSUR, AMPLIACIÓN VERSUS PROFUNDIZACIÓN, Laura Vilosio.

LA DEBILIDAD DEL MERCOSUR Publicado en el diario “La Capital”. Rosario, Argentina, 4 de marzo de 2006 Lidia Gatti, Laura Vilosio.

MERCOSUR, ESTRUCTURA Y FUNCIONES,Publicado en el diario “La Capital”, Rosario, Argentina, el 19 de diciembre de 2003. Laura E. Vilosio

A %d blogueros les gusta esto: