jump to navigation

Sobre el paro de la CUT y la ambiguedad del gobierno agosto 29, 2007

Posted by surcos in Opiniones.
Tags:
trackback

El paro y movilización convocados el 29 de agosto por la CUT, tuvo un efecto muy limitado en el sector productivo y de servicios. Tuvo un cierto efecto en la educación, con varias universidades cerradas y el 35% de inasistencias escolares a los colegios.

Fue visible en la administración pública y sirvió de excusa para que un gran número de trabajadores se marcharan a sus hogares cerca de las 16 hs. argumentando “los problemas del paro”, que ya se habian terminado hacia las 13hs. (esto generó una consecuencia adicional, que es el adelanto de la hora peak desde las 18hs hacia las 16hs).

El paro fue una jugada política de la CUT. Ante la emergencia de nuevos liderazgos en las negociaciones del cobre, de grupos sindicales muy combativos y decididos, con una demostrada capacidad negociadora, la CUT no podía menos que pedir un aumento del salario mínimo y reivindicar algunas conquistas en las que el gobierno ya está  trabajando.

Convengamos que además del salario mínimo, también hay varios motivos para que la gente se movilice genuinamente por sus derechos. Sin embargo, en la movilización no eran mas de 5000 personas.

No voy a hacer una crítica a la dirigencia burocratizada de las magras y acorraladas organizaciones sindicales. Quiero intentar desentrañar el misterio detrás de la ambiguedad del gobierno de Bachelet, que tuvo al ministro Viera Gallo (e Insulza) apoyando el paro, pero a la Intendenta Metropolitana Adriana Del Piano y el ministro del interior  Belisario Velasco articulando el discurso del miedo y el estado represivo, hablando de la violencia que se iba a generar y los daños que alguien deberá pagar.

Los partidos Socialista y PPD se comportaron como verdaderos soportes de la CUT apoyando pública e institucionalmente la jornada de lucha. Los diputados y senadores díscolos, estaban en su salsa, recibiendo palos de la policía y causando un hecho mediático.

Pato Navia, en una columna que reproduzco debajo, sostiene que ésta contradicción es insostenible, y que los altos funcionarios y los partidos de la concertación deben apoyar las políticas públicas y el sesgo ideológico del gobierno.

Yo también creo que sería honesto de parte de la concertación mantener una mínima consecuencia entre el discurso y la práctica.

Sin embargo, creo que el “apoyo” brindado por una parte del gobierno y el PS-PPD a la dirigencia de la CUT reconoce un trasfondo mas alambicado de lo que aparece como una mera contradicción (suma y sigue…). Se trata de dirimir quién cumple con el rol del sindicalismo opositor al modelo. Si éste espacio no puede ser ocupado por la CUT y sus burocratizados y dóciles dirigentes,  naturalmente será  liderado por  alguno de los  nuevos dirigentes que han emergido de los conflictos con las cupríferas, por ejemplo, Cristián Cuevas.

Si el gobierno (o al menos una parte visible y pública) no apoya a la CUT, ésta se enfrenta a dos escenarios: el primero es tener que radicalizarse para quedar al nivel de aquellos dirigentes, que mientras incendian microomnibus logran muy buenos convenios colectivos. El otro escenario, y mas probable, es ser desplazados por estos nuevos dirigentes que sin lugar a dudas van a imprimir otra dinámica a la lucha de los trabajadores.

Que es lo que dicta el realismo político mas básico? Hay que ponerse un poco colorado diciendo cosas que nadie les cree, brindando un apoyo simbólico y mediático sin acompañamiento de recursos de poder reales, dejar que la presión escape de la olla y que la CUT recupere algo de su raído liderazgo manteniendo ocupado el lugar del “sindicalismo” en Chile. Luego, dirigentes cómo Cuevas van a poder seguir siendo señalados como unos marginales radicalizados y violentos, entanto que la puja distributiva pendiente en Chile, seguirá sin encontrar cauces orgánicos para expresarse.

El gobierno ha ganado un espacio en el casillero de la realpolítica a expensas de las reivindicaciones de los trabajadores manteniendo un débil doble discurso que permitió por un día no pelearse con nadie.

————————————————
Todos contra el neoliberalismo
Patricio Navia
La Tercera, agosto 29, 2007

De todos los sospechosos que podrían haber apoyado el paro de hoy, el PS es el menos autorizado moralmente para darle un espaldarazo a una protesta contra el gobierno de Bachelet.

Ningún político quiere identificarse con el neoliberalismo. Después de 17 años de gobierno, la Concertación nunca ha reconocido su paternidad adoptiva sobre el modelo. Aunque tiene rostro humano y cambió de nombre a economía social de mercado, sus críticos correctamente señalan que Chile tiene una economía neoliberal. La Concertación lo usa para gobernar pero gana elecciones criticándolo. La Alianza espera que el electorado desaloje a la Concertación para llegar al poder a administrar el modelo.

Aunque Bachelet nombró un gabinete económico neoliberal (con rostro humano), no pierde oportunidad para criticar el modelo. Esa actitud es consistente con la decisión del PS de sumarse a las manifestaciones. Los socialistas protestan contra el modelo que ellos mismos han defendido—implícitamente, por conveniencia y por omisión. Tenemos un modelo neoliberal porque la Concertación ha optado por mantenerlo. Eso le ha hecho bien al país. Por eso, además, la Concertación sigue ganando elecciones.

Pero porque las críticas al neoliberalismo son crecientemente populares, el PS se suma. ¿Hay algo mejor que ser gobierno y oposición a la vez? Al sumarse a la manifestación, el PS se tiñe de populismo. No son los primeros. La Alianza inauguró esa práctica con Lavín. El PDC lo intenta sin éxito. Todos nuestros partidos políticos se han convertido al populismo.

Afortunadamente, el modelo neoliberal sigue firme. Mejorado por la Concertación, el modelo le ha dado a Chile sus mejores dos décadas de desarrollo. Tal vez al criticarlo, el PS podrá seguir en el poder (administrando el modelo.) Pero en la pendiente resbaladiza del populismo, los primeros en caer son los partidos políticos y los líderes que no se atreven a defender sus propias políticas.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: